El retorcido del caso del Banco Popular

Recientemente hemos tenido conocimiento de que un Juzgado de Asturias ha dictado la primera sentencia favorable a los accionistas que acudieron a la ampliación de capital de 2016 del BANCO POPULAR S.A., siendo además que dicha sentencia ha devenido firme por no haber sido recurrida por la entidad ahora en manos del BANCO SANTANDER S.A. […]

Recientemente hemos tenido conocimiento de que un Juzgado de Asturias ha dictado la primera sentencia favorable a los accionistas que acudieron a la ampliación de capital de 2016 del BANCO POPULAR S.A., siendo además que dicha sentencia ha devenido firme por no haber sido recurrida por la entidad ahora en manos del BANCO SANTANDER S.A.
En ARCE ABOGADOS llevamos mucho tiempo preparando la documentación necesaria para presentar las reclamaciones judiciales que devuelvan a todos nuestros clientes afectados por este nuevo escándalo bancario el dinero invertido en dicha ampliación de capital.

El que otrora fuera uno de los bancos más solventes y rentables del mundo (publicación de EL PAIS de 28/12/1993- https://elpais.com/diario/1993/12/28/economia/757033204_850215.html) ha dejado en la cuneta a miles de pequeños ahorradores e inversores que confiaron en la trayectoria del banco y de las bondades económicas del mismo publicadas hasta la saciedad en los diferentes medios de comunicación de nuestro país. No en vano, el BANCO POPULAR S.A., era el quinto banco español por volumen de activos, con un total de unos 160.000 millones de euros, con un negocio claramente orientada al negocio de banca, llegó a contar con casi 2.000 sucursales en el territorio nacional, 200 en el extranjero y más de 15.500 empleados, completamente especializados en pymes, autónomos y familias. Con una presencia acusada además en Galicia, puesto que a través de sus oficinas, o bien de BANCO POPULAR o bien de BANCO PASTOR, fueron desde siempre una alternativa a las todopoderosas CAJAS DE AHORROS (hoy refundidas
Previamente a la ampliación de capital, el BANCO POPULAR S.A. remitió a la CNMV diferentes noticias que daban fe de la solvencia económica de la entidad, y así la NOTA DE PRENSA de 29/04/2016 que destaca “Tanto los márgenes, como el beneficio neto, baten las expectativas del mercado”, o la referida a los resultados del 1º Trimestre del año 2016, o bien la NOTA DE PRENSA de 29/01/2016 “Sin las provisiones por las cláusulas suelo, el beneficio aumenta un 6,1% y bate las expectativas del mercado”.
LA AMPLIACIÓN CAPITAL DE 2016 DE BANCO POPULAR
El BANCO POPULAR S.A. declaró en el PRIMER TRIMESTRE DE 2016 un beneficio neto de 94 millones de euros (un 2,6% más respecto del mismo periodo del ejercicio anterior) –NOTA DE PRENSA de 29/04/2016-, e informaba por aquel entonces, haber vendido un total de 510 millones de euros en inmuebles, descendiendo la ratio de mora por noveno trimestre consecutivo. En ese documento anunciaba también que la cuota de mercado en crédito con respecto a pymes y autónomos había mejorado 13 puntos básicos, así como los depósitos y recursos de los clientes (alcanzando 86.772 millones de euros). En definitiva todo eran buenas noticias.

En ese contexto, con fecha de 11/04/2016 la Junta General Ordinaria de Accionistas, adoptó los acuerdos necesarios para poner en marcha la ampliación de capital de BANCO POPULAR mediante la emisión y puesta en circulación de 2.004.441.153 nuevas acciones ordinarias de Banco Popular de 0,50 € de valor nominal cada una de ellas, que se justificaba en la propia información comercial por la necesidad de acelerar la normalización de su rentabilidad.

A fin de reforzar la confianza de los posibles inversores se indicaba que el BANCO POPULAR S.A., en análisis comparativo con los principales bancos españoles, era el banco más rentable del mercado español.
Como puede imaginarse, todo inversor es consciente de que una inversión de este tipo conlleva un riesgo, asumiendo que es posible un descenso de la cotización por las razones que fueran. Pero nadie puede cuestionar que lo sucedido en este caso nada tiene que ver con un riesgo “normal”, habida cuenta que la situación patrimonial reflejada en la información comercial poco o nada tenía que ver con la real, puesta de manifiesto poco tiempo después.

El proceso de comercialización de las ACCIONES NUEVAS se hizo preferentemente a los antiguos accionistas (generalmente clientes de la entidad y mayoritariamente ahorradores), y se realizó respaldado con una fuerte campaña publicitaria en la que se destacaba la tranquilidad y estabilidad de la inversión, en la que aparecían figuras destacadas del mundo del deporte como GASOL o GÓMEZ NOYA, que todos pudimos ver en los medios de comunicación.

El 03/02/2017 (apenas SEIS MESES desde la ampliación) el BANCO POPULAR S.A. emite una NOTA DE PRENSA, en la que informa que, tras formular las cuentas relativas a todo el ejercicio de 2016, ANUNCIA POR PRIMERA VEZ las mayores pérdidas declaradas por una entidad bancaria no nacionalizada: 3.485,3 millones de euros, justificado por el propio banco en tener que hacer provisiones por 5.692 millones para reforzar el balance, devolver el importe de las clausulas suelo y acelerar la desinversión en activos improductivos. A pesar de esta situación, desde el BANCO POPULAR se sigue insistiendo en que sus ratios están por encima de la media de las exigencias regulatorias y sale al paso una y otra vez de las noticias que advertían del riesgo y de la anómala situación.

El 03/04/2017 mediante HECHO RELEVANTE se comunica la CNMV que existían ciertos elementos relativos a las cuentas de 2016 que no se habían tenido en cuenta, pero que, por su escasa relevancia y magnitud, no se justificaba una reformulación de las cuentas. Tras este comunicado el banco procede a “ajustar” las cuentas.

Así las cosas, el Presidente del Consejo de Administración del BANCO POPULAR S.A. comunica a BANCO DE ESPAÑA y al BCE que no tenía dinero para abrir las oficinas al día siguiente, lo que provoca que el 06/06/2017, con intervención del BCE, se produzcan los siguientes acontecimientos:
1) El Banco Central Europeo comunicó a la Junta Única de Resolución (JUR) la inviabilidad del BANCO POPULAR para hacer frente al pago de sus deudas a sus vencimientos -Failing or Likely to Fail-
2) El 07/06/2017, mediante HECHO RELEVANTE, el FROB interviene y comunica al Banco Central Europeo que concurría en el BANCO POPULAR la condición de INVIABLE y procede a amortizar a cero todo el capital social. Las acciones valen 0,00 €.
3) El 07/06/2017 se transmiten todas las acciones del BANCO POPULAR al BANCO DE SANTANDER, pasando este a ser SOCIO ÚNICO de la entidad.

4) El 07/06/2017 la CNMV, a través de comunicado, suspende la negociación bursátil del BANCO POPULAR
En la publicidad mediática que se suministró en la prensa en la indicada fecha y, en cartas dirigidas a sus propios clientes a sus domicilios se presenta a BANCO POPULAR S.A. como una de las principales entidades financieras del estado español, es decir, se identifica al banco con una solvencia importante, acompañada de una más que notoria publicidad mediática que no puede ser desconocida por ningún ciudadano español que en la indicada época viese la televisión o leyese prensa, que llevó a pensar a cuantos suscribieron las acciones que, poco más que se convertían en parte de la entidad y que al poco de realizar la referida operación se podrían vender sus acciones en bolsa y recuperar la inversión efectuada, cuando la realidad ulterior de los acontecimientos no fue esa.
LA PUBLICIDAD EFECTUADA POR LA ENTIDAD previa al mes de junio de 2.016 para la suscripción preferente de las acciones de la misma, cuyo BENEFICIO NETO en el Primer Trimestre de 2016 se afirmaba eran de cerca de 94 millones de euros, se pasa en el 2º Semestre del año 2017 a un agujero de más de 12.000 millones de euros, que acaba con la intervención del BCE, el FROB y la consiguiente venta al BANCO SANTANDER para evitar la declaración del concurso de acreedores de la entidad, dada su quiebra técnica y, con ella, su disolución.

En este escenario, es difícil pensar que si una entidad como el BANCO POPULAR, ante una AMPLIACIÓN DE CAPITAL le indica a los posibles suscriptores de las acciones de la misma que está en situación de quiebra técnica por pérdidas consolidadas de más de 12.000,00 €, que pueden comportar su disolución o su declaración de concurso de acreedores, el hombre medio, en su cabal juicio, vaya a suscribir acción alguna de ésta.

En definitiva, desde este despacho animamos a todos los afectados por esta ampliación de capital, y que han perdido toda su inversión, se pongan en contacto con nosotros para iniciar la oportuna reclamación en defensa de sus intereses.

Carlos Arce Fernández
Arce Abogados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *